Depósito a plazo fijo

El depósito a plazo fijo se refiere a un contrato financiero por el que se deposita cierta cantidad de dinero en una entidad bancaria durante un plazo de tiempo determinado y fijo. Este plazo se llama fecha de vencimiento, después el titular puede retirar todo el dinero o su parte, sin embargo, hasta el vencimiento la inversión permanece inmovilizada y está a disposición del banco que lo mantiene. A cambio de esta cesión de ahorros al banco, éste se compromete a devolver los fondos depositados y los intereses que han generado. Los intereses se pueden liquidar periódicamente o más habitualmente cuando el plazo de vencimiento llega a su fin.

Algunas entidades bancarias aceptan la cancelación anticipada del contrato bajo un penalización, por ejemplo, en caso de que el titular necesite disponer del capital invertido por razones imprevistas. Una vez acabado el plazo, se puede renovar el contrato para que los fondos sigan creciendo.

Se trata de una forma segura y fiable de conseguir rentabilidades efectivas, ya que tanto el capital invertido como los beneficios generados están asegurados yademás no puede sufrir fluctuaciones como, por ejemplo, las acciones, etc. El interés generado siempre será superior que el de una cuenta corriente, cuanto más tiempo se deje el dinero en el depósito mayor rentabilidad se obtendrá.



Archivo de artículos


© 2019 PRÉSTAMOS RELAMPAGO
SIALINI, spol. s.r.o., Komenského 32, 747 21, Kravaře, CZECH REPUBLIC. Todos los derechos reservados.